Miramón y Canales reciben la medalla del Real Club Mediterráneo

Publicado por Real Club Mediterráneo | septiembre 24, 2017  |  Sin comentarios

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

GALERÍA DE FOTOS PARA DESCARGAR

 

Los deportistas Adrián Miramón Quiroga y Joaquín Canales de Mendoza han recibido la medalla del Real Club Mediterráneo, que fue entregada por su presidente Manuel Narváez Ruiz del Portal. A ambos se les ha otorgado este galardón por sus excepcionales méritos deportivos defendiendo los colores del Real Club Mediterráneo.

El acto tuvo lugar en la pérgola del Real Club Mediterráneo con la asistencia del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien a su vez, les hizo entrega a los dos deportivas de unas medallas conmemorativas de la ciudad de Málaga; el periodistas Antonio Rengel, que presentó el evento; así como, el olímpico Félix Gancedo, el gerente de Málaga Deporte y Eventos, José del Río, directivos, socios y deportistas de las secciones a las que pertenecen los galardonados, Remo y Natación.

Adrián Miramón es doble campeón del Mundo absoluto de Remo de mar y se le ha concedido la medalla de plata; mientras que a Joaquín Canales, seis veces campeón del Mundo máster, recibió la de bronce. Los dos deportistas pasan a formar parte de la selecta lista de miembros del Real Club Mediterráneo que han sido galardonados con estas medallas, donde destacan nombre como Carlos Gomez Raggio, Vicente Caffarena, Félix Gancedo, Theresa Zabell, Javier Peña Abizanda o María Peláez, entre otros.

ADRIÁN MIRAMÓN

Adrián Miramón Quiroga logró su primer Mundial en modalidad individual (CM1x) en Lima 2015, en una gesta en la que estuvo acompañado en el podio por su compañero de equipo Adolfo Ferrer, que se hacía con la tercera plaza. Su segunda corona mundialista, la consiguió el año pasado en Mónaco y dentro de tres semanas defenderá el título en Thonom, Francia.

Miramón compagina el remo de mar con la liga ACT de traineras, en las que ha competido en las últimas cuatro temporadas con Pedreña, Astilleros y Kaiku y en la próxima estará con Ziérbena.

Compite bajo los colores del Real Club Mediterráneo desde que era un niño. Con tan solo 7 años comenzó a practicar la natación en el club con su hermana Violeta. Gracias a ella, a quien acompañó a probar remo, conoce este deporte, del que se enamora y que tantos triunfos le ha dado.

“Con doce años era un niño muy corpulento y cuando fui a probar remo, uno de los entrenadores, Fernando Gómez, me dijo: si te vienes, te haremos campeón de España”. Y el pronóstico se cumplió, no solo una vez, sino 9 veces se coronó como campeón de España de remo (dos en remo de mar y el resto en otras modalidades).

Recuerda con especial cariño, su primera regata nacional, en una Copa Primavera, siendo alevín. En las eliminatorias quedó tercero, a 50 segundos del primero, un niño alicantino que aún hoy rema y a 30 del segundo. Pero siendo “cabezón como soy” y sobre todo, constante, se empeñó en ganar y lo hizo por tan solo un segundo.

También en su etapa infantil y contra todo pronóstico, recuerda con cariño un campeonato de España de remo olímpico en Bañolas en el que participó en la modalidad 8+. En las clasificatorias casi se quedan fuera. “Éramos una banda, se nos rompió nuestro barco, nos dieron uno de madera para las eliminatorias y al definitivo, con el que ganamos, casi nos lo cargamos también. Cuando ganamos, la gente se echaba las manos a la cabeza, porque nadie se lo creía.”

De sus dos campeonatos del Mundo, se queda especialmente con Mónaco, “porque ningún remero ha ganado estos dos campeonatos del Mundo seguidos y fue un poco sorpresa. Además, empecé con mal pie, con un bote que no me iba bien. Pero al final lo logré”.

Entre sus metas futuras, refrendar título mundial en tres semanas en Thonom, Francia, y que el remo de mar sea considerado modalidad olímpica y poder defender los colores de España.

JOAQUÍN CANALES

Por su parte, Joaquín Canales estuvo preseleccionado con 20 años para los Juegos Olímpicos de Roma de 1960 y se quedó a las puertas debido a una desafortunada lesión en el talón, que le obligó a abandonar la competición de élite. Por entonces, se encontraba entre los seis mejores nadadores españoles de la época.
 
Con 53 años decidió volver, esta vez en categoría máster y desde entonces ha sido imparable, acumulado un impresionante palmarés donde no faltan campeonatos del Mundo, campeonatos de Europa y récords continentales. En esta etapa máster ha sido, seis veces campeón del Mundo en 2012 y 2015; siete veces campeón de Europa, cinco en piscina y dos en aguas abiertas y 218 veces campeón de España.

 Este malagueño, habitual de las competiciones máster nacionales e internacionales, es un nadador muy polivalente, al que se le dan bien todos los estilos, aunque la braza se le resiste y su gran especialidad es la mariposa. Vecino de Torremolinos y ex hotelero, durante 20 años ha sido coordinador de los nadadores máster andaluces y ha convertido la natación en un modo de vida.
 
Entrena seis días a la semana al menos dos horas, nadando un volumen de 3.000 metros diarios, más las series que le dirige el entrenador del Club Mediterráneo Daniel Aragón. “Las nuevas técnicas de entreno me han permitido lograr marcas similares a las que lograba con 20 años. En los años 60 tenía una de las mejores marca nacionales en 100 mariposa, con 1,10 y casi con 70 años he llegado a tener 1,13”, afirma.

 

 

 

Deje su comentario